Ildemaro Vargas entra la historia del béisbol venezolano superando récord que lucía imbatible

Vargas, parado a la zurda, conectó un sencillo al jardín izquierdo del Estadio Antonio Herrera Gutiérrez, para superar a Teolindo Acosta.

 

Ildemaro Vargas no quiso emplear parte de su tiempo en revisar estadísticas o marcas. Al menos no lo ha hecho recientemente, mientras transita la mejor campaña de su carrera. Aseguró que una vez concluidos los juegos, se enteraba de lo que había hecho por sus compañeros o periodistas.

Ahora, seguramente se sentirá orgulloso cuando evalúe lo ocurrido durante poco más de un mes, cuando a diario fue sumando eslabones a su cadena de encuentros con hits, hasta superar la hilvanada por Teolindo Acosta, miembro del Salón de la Fama del Beisbol Venezolano, de 26, que databa desde la campaña 1958-1959, la más larga para un criollo en la historia de la LVBP.

El domingo por la tarde llegó al Estadio José Bernardo Pérez igualado con el infielder Hank Schenz, refuerzo del Venezuela, en la zafra 1952-1953, con una seguidilla de 27 encuentros con al menos un imparable, a un desafío del jardinero Adrian Garrett (Caracas, 1976-1977), dueño del registro absoluto del circuito en un campeonato.

Vargas, de 28 años de edad, falló en su primer turno con elevadito al tercera base Rayder Ascanio en territorio de foul, frente al zurdo Gabriel García. Pero luego del primer cero en la pizarra, Cardenales fabricó racimos de tres y cinco carreras, en el segundo y cuarto innings. Por el constante movimiento en las bases, “Caripito”, abridor de la alineación de Lara iba a tener varias oportunidades más para igualar el récord contra el atribulado pitcheo de los Navegantes del Magallanes.

Pero el hit no llegaba, mientras crecían las expectativas. En la novena entrada, en medio de una paliza de 13-0 y con dos outs, Alí Sánchez conectó el imparable 18 para los pájaros rojos y le dio a Vargas una sexta oportunidad en el plato, esta vez contra el relevista Arcenio León.

Los presentes en el parque valenciano lo auparon, sus compañeros le pedían calma y lo animaron. Solo que Vargas en cuenta de 0-2, después de un foul, bateó rodado al guante del inicialista Jackson Valera, para terminar con el tramo y su cruzada histórica por el registro de Garrett.

Al final del juego, el camarero fue aplaudido tanto por sus cofrades, como por los peloteros de la nave, después que el mánager Carlos Mendoza le sustituyera a la defensiva en la segunda base por el novato Jermaine Palacios, a falta de un out para el final del partido. Tal vez el momento más emotivo de la 2021-2022.

En la víspera, contra el derecho de los Tigres de Aragua, Eduardo Figueroa, en el séptimo, Vargas –parado a la zurda- conectó un sencillo al jardín izquierdo del Estadio Antonio Herrera Gutiérrez, para superar a Acosta, que terminó su carrera de 23 temporadas con 1.289 hits.

Fuente: LVBP

Foto: Cortesía / Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: