Arlex Méndez tras ganar seis de oro para Táchira: “Gracias a mi padre que siempre estuvo allí»

El ciclista se colgó siete medallas en los Juegos Deportivos Nacionales, cinco en pista y fue campeón de la ruta. Ganó plata en la contrarreloj individual.

 

Las seis medallas de oro que ganó en ciclismo el tachirense Arlex Méndez lo elevaron a la élite de estos Juegos Deportivos Nacionales, tras convertirse en uno de los mejores atletas de la cita, privilegio que, en femenino, ostenta la mirandina  María Yegres, quien comandó el arrase de su estado con 10 medallas de oro en natación.

Méndez es parte de la tercera generación de una dinastía de ciclistas que comenzó con su abuelo, Arnoldo y continuó con su papá, Arlex Méndez, ambos de dilatada trayectoria en el ciclismo venezolano.

“Primero agradecido con Dios porque nos dio la salud para estar en estos juegos y agradecerle a mi papá (Arlex) porque sin él nada de eso hubiese sido posible. Sabemos lo importante que es para un ciclista ir a la Vuelta al Táchira, pero nosotros nos quedamos entrenando de la mano de mi papá todos los días para llegar de la mejor manera a estos juegos y darle esta alegría al estado y a toda la afición del Táchira”, dijo el joven andino.

Arlex también ganó una medalla de plata completando siete preseas que lo convierten en el más ganador de su estado.

“La primera medalla que agarré fue la de plata en una prueba muy cerrada, no se nos dio el oro ese día pero hubo un segundo lugar bien ganado. Al otro día siguiente corrimos la persecución por equipos y ganamos la medalla de oro, luego, mas tardecita, corrí scrath y que emoción ganar otra vez oro porque además tenía a mi lado a mi papá que por primera vez que está conmigo cuando compito”, reveló el campeón.

El tachirense confesó sentirse sorprendido de su logro, y a la vez, súper agradecido con todos los que lo ayudaron, especialmente de su papá, insistió.

“Cada medalla fue increíble, algo único y no se puede explicar porque (yo) no estaba en muy buenas condiciones y la pista me fue exigiendo más nivel cada día”, indica.

Señala que la prueba más difícil fue la persecución individual, de nueve vueltas, tres kilómetros en la pista. Añade que fue demasiado exigente y faltando tres circunvalaciones ya quería que terminara. “Sin duda fue la carrera más fuerte que corrí y gané en estos juegos”.

“Con relación a la ruta no me creo todavía lo que hice pues a falta de unos 25 kilómetros tenía un compañero en fuga, salté el lote, me sentía muy bien gracias Dios y llegué a la punta. Cuando lo agarro mi compañero ‘pincha’ y yo ataqué faltando unos seis kilómetros, rematé a 200 metros y me alcanzó para ganar ese día”, apunta.

Su próximo reto en competencia son los Juegos Suramericanos en Argentina, en abril. “Mi papá también estará con la selección de ahora en adelante y quiere ser nuestro entrenador en las próximas competencias internacionales que le vienen a la selección”, reveló.

Fuente: Entrevista de Oscar Giovanny Castro

Foto: Cortesía / Agencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: