Béisbol

Tiburones campeón de la Serie del Caribe por primera vez en su historia

Los venezolanos derrotaron a República Dominicana 3-0 para otro cetro a Venezuela luego de 15 años

 

Ricardo, siempre Ricardo. Como una especie de Dejà vu, pero con locaciones distintas, esta vez en Miami, ante 36.6677 mil personas, el lanzador se decidió a tomar un pincel y con la mayor inspiración posible “Pintó”, sobre un lienzo un hermoso cuadro en el que predominaba un trofeo y en el fondo las bellas playas de Catia La Mar. Lo firmó y junto a su rúbrica escribió en mayúscula (CAMPEONES – 2024).

La Serie del Caribe tiene un nuevo monarca. Los Tiburones de La Guaira, tomaron como suya la revancha de los Leones del Caracas y derrotaron a los Tigres de Licey 3-0, arrebatándole el bicampeonato e inscribiendo su nombre entre los equipos venezolanos que han podido colocar en su vitrina el cetro caribeño. Es el octavo trofeo para un equipo venezolano y el primero desde 2009 cuando lo consiguieron los Tigres de Aragua en México, bajo la égida de Buddy Bailey.

Fue como especie de película de suspenso, en la que el héroe se hacía llamar Pinto, un hombre que luchó contra el villano más temible “Licey”, con la mayor valentía tomó venganza como buen adalid -Venezuela había perdido la final en 2023 contra República Dominicana- y en los minutos finales del rodaje, se alzó como el Jugador Más Valioso del filme llamado Serie del Caribe.

“Estoy viviendo buen momento y tengo que aprovecharlo”, comentó el lanzador, quien también fue el Jugador Más Valioso de la Gran final de la LVBP. “He mejorado en todos los aspectos, física y mentalmente. Eso me ha ayudado para rendir de esta manera”, continuó.

El derecho no miente cuando asegura que está viviendo uno de los mejores momentos de su carrera, la madurez sobre el montículo es notoria. Desde el primer juego de la Gran Final de la LVBP y el último encuentro de la Serie del Caribe ha lanzador primores. Acumuló 24.2 entradas lanzadas de una carrera y efectividad de 0.36.

“Yo tenía pensado ir inning a inning. Estar agresivo con los bateadores, no darle nada. La verdad que cuando me metí en problemas en el quinto acto, me sentía cansado. Tenía una molestia en uno de mis dedos y agradezco que Ozzie (Guillén) fue a quitarme la pelota. De lo contrario, no sé qué habría pasado”, dijo el derecho, quien salió tras 5.1 inning de acción.

Con las bases llenas, el mánager Guillén le entregó la pelota a Jorgan Cavanerio y este no falló; dominó con roletazo al campocorto a Yadiel Hernández.

Los bates escualos, acostumbrados a producir en el momento justo, no dejaron que el lanzador dominicano César Valdez repitiera la hazaña de 2023, cuando se llevó el triunfo de la final. Lo atacaron y tras dos intentos fallidos, Alcides Escobar elevó de sacrificio al jardín derecho en el cuarto inning, para inaugurar la pizarra. Hernán Pérez, con triple en el quinto, remolcó una más y anotó la tercera rayita con rodado a la inicial de Odúbel Herrera.

Ricardo Pinto fue electo Jugador Más Valioso, un galardón que también obtuvo en la Gran Final de la LVBP

LA VOZ DE LOS PROTAGONISTAS

La gerencia escuala seleccionó a los refuerzos indicados. Fortalecieron la línea central y marcaron diferencias en Miami. El récord de 7-1 se debe en gran parte a la química del club y el aporte de sus invitados.

Ramón Flores, defendió el jardín derecho y el central con autoridad. No será recordado únicamente por sus engarces de feria en el No Hit No Run de Ángel Padrón, también por su aporte ofensivo: .345 AVE (29-10, OBP .441, 8CI y 5 CA).

“Lo dije desde el primer día, que vine a disfrutar y eso fue lo que pasó. Dejé que todo fluyera. Todos hicimos el trabajo para ganar, defendimos a nuestra patria. Nos sentimos en casa en todo momento, eso fue un plus. Jugamos una pelota increíble en todo momento”, dijo Flores.

Por su parte, Wilfredo Tovar, no solo resolvió con solvencia su asignación en las paradas cortas, sino que no paró de batear.

“Era un sólo juego y había que cruzar la raya para ser campeones. Hicimos tremendo trabajo, salieron los batazos oportunos, fuimos agresivos. Pinto y el pitcheo en general estuvieron intratables”, dijo Tovar quien disparó dos cohetes ante César Valdez y promedió un astronómico .370 (27-10) en el Clásico del Caribe.

Entretanto, Hernán Pérez fue galardonado como el primera base en el Todos Estrellas del torneo. El propio Oswaldo Guillén, dejó saber que fue el primer nombre que propuso como refuerzo.

“Jugamos con el corazón, todos nos fajamos. Nos inspiró también ver cómo Yasiel Puig hizo lo que pudo con una lesión en una de sus rodillas. Un hit suyo prendió todo. Ricardo Pinto es un caballo y el bullpen con hasta cuatro lanzadores que son cerradores fueron claves”, indicó Pérez.

Alcides Escobar fue otra de las figuras de La Guaira. El infielder ahora ostenta una Serie Mundial con los Reales de Kansas City y le suma a su reciente título con los Tiburones, el trofeo de monarca del Caribe.

“Le doy gracias a Dios, realmente ahora puedo decir que lo he ganado todo”, mencionó un emocionado Escobar.

Fuente: LVBP
Foto: Cortesía CBPC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *