La galería más grande del béisbol dedicada a Luis Aparicio, le sorprenderá saber dónde queda (II)

Entre otros venezolanos homenajeados en la galería hay colecciones dedicadas a Alfonso “Chico” Carrasquel, “Vitico” Davalillo, Miguel Cabrera, José Altuve y muchos más.

 

Terminada la parte de la galería dedicada a Luis Aparicio, Gerardo Moreno no detuvo su crecimiento pues continuaron llegando a sus manos piezas de grandeligas y decide abrirle espacio a otras insignes figuras de este deporte.

La exhibición continuó creciendo con motivos alusivos a peloteros venezolanos y a otras leyendas de la Gran Carpa.

Gerardo Moreno es el fundador de la galería, que comenzó con siete piezas donadas por Luis Aparicio.

Moreno no conoce con certeza cuántas piezas componen su colección, pero sabe con exactitud que 234 son fotos firmadas por peloteros venezolanos que “al menos se tomaron un cafecito en las Grandes Ligas”, señala.

“Con esta parte estamos resaltando a esos venezolanos que han dejado por lo alto el nombre de Venezuela. Además, contribuyen al embellecimiento de esta galería y le dan un plus para que el paciente se deleite contemplando y conociendo un poco más la historia de nuestro béisbol”, indica.

Una indeterminada cantidad de piezas como estas pelotas firmadas son parte de la exhibición.

Entre esos venezolanos destacan colecciones dedicadas a Alfonso “Chico” Carrasquel, “Vitico” Davalillo, Miguel Cabrera, José Altuve entre muchos otros, incluidos peloteros amigos de Moreno como Wilson Álvarez, Eduardo Pérez y otros exjugadores de Águilas del Zulia, equipo con al cual Moreno prestó servicios como traumatólogo.

Aclara que la observación no está limitada únicamente a los pacientes del centro médico, sino que es abierta a quien quiera ir a deleitarse con la espectacular exhibición.

El fanatismo de Moreno por el Real Madrid, y la acumulación de souvenir relativos a equipos internacionales del balompié, le llevaron a dedicarle también un espacio al fútbol internacional enfatizando al cuadro merengue.

Subiendo o bajando por las escaleras hay cuatro pisos de exhibición para deleitarse.

Visitar este lugar es adentrarse a la historia gráfica del béisbol en perfecta combinación de deporte con medicina bajo un confortable ambiente.

Meds, que significa Medicina, Ejercicio, Deporte y Salud, concepto Chileno que trajo a la ciudad el doctor Moreno, conjuga cuatro subespecialidades de la medicina: Fisiatría, kinesiología, nutrición y dietética junto con traumatología y medicina del deporte.

Sus servicios incluyen todos los exámenes para el diagnóstico precoz y tratamiento adecuado. También cuenta con equipo para estudios especializados de resonancia magnética, ecografía y radiografía, todo, en un solo lugar.

Cada rincón del centro fue aprovechado para exponer las valiosas piezas.

Frente a todo esto se encuentra un eminente profesional que sabe muy bien conjugar estas dos ramas. Además de médico, Moreno fue brillante pelotero de Pequeñas Ligas y estuvo a punto de firmar al béisbol profesional, pero una lesión le impidió hacerlo.

“Desde los seis años jugué en la Pequeña Liga Coquivacoa y fui a cuatro mundiales. El primero fue en Hondura en 1978, luego en 1980 fuimos a Estados Unidos, en 1984 fuimos subcampeones mundiales juveniles y en 1986 quedamos campeones mundiales dándole a Venezuela el primer cetro universal en esta categoría”, recuerda.

En ese equipo hizo filas con Eduardo Pérez, Wilson Álvarez, Rouglas Odor, José “Cheo García, José “El Potro” Gil, Jorge Tapia y José Graterol, entre otros, que firmaron al profesional.

El Real Madrid también tiene su rincón en la galería junto con piezas de otros equipos del fútbol mundial.

No siguió jugando en el campo rentado de la pelota, pero abrazó la carrera de medicina con una especialidad que lo mantiene amarrado a esta disciplina, sumergido más que cualquier pelotero en el ambiente beisbolero dentro de un mundo creado por él, donde el soñador puede confundir los espacios entre realidad y ficción dentro de esta galería, que semeja el lejano imperio de las Grandes Ligas.

Entrar es encontrarse con un espectáculo digno de admirar y valorar sin salir de Maracaibo, ciudad natal del homenajeado. Una iniciativa loable que ni el sector oficial ha sido capaz de levantar en honor al atleta del siglo XX, el maracaibero, Luis Aparicio Montiel.

Luis Bravo

Fotos: Luis Bravo

Ver video en @albertonbravo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: